1 ago. 2011

ODIO VISCERAL

Siempre me he considerado alguien que intenta encontrar lo mejor de todo el mundo, y para que a mi me caiga alguien mal, tiene que ser un pedazo de c...

A ver, puntualicemos, que tampoco soy Heidi, que soy de mala leche intrínseca, pero con el mundo en general. No suelo personalizar... Hasta el viernes.

Dispuesta a pasar un rato tranquilo en la piscina del gimnasio (si, me he apuntado, qué pasa, eh??? De eso ya hablaremos), me dediqué largo rato a nadar sin pausa pero sin prisa, intentando tomar conciencia de aquellas zonas de mi cuerpo que han cambiado despues de mi ictus. Coordinación, respiración... me repetia. La verdad es que sentía tranquila, a gusto dentro del agua.

Así que, cuando ya coordiné y respiré hasta hartarme, decidí meterme un ratito en la sauna. Y allí, justo en la puerta, me crucé con ella. Era una chica muy guapa. Tenía el pelo muy largo, moreno. Llevaba un bikini dorado precioso, que le quedaba de muerte. Me la quedé mirando desde la ventana de la sauna, mientras ella se sentaba en el borde del jacuzzi y parloteaba con su amiga. Me pregunté si me estaba cruzando de acera, porque la estaba mirando mucho. Y entonces, me di cuenta.

"...mmmm esta chica no me gusta nada... pero nada naaaaaadaaaa. Si si, seguro que es guapa. Pero pongo la mano en el fuego, que es tonta. Ay! hablando de fuego, casi que me salgo de la sauna, que tengo que tener los poros abiertos de par en par."

Salgo del averno, con una sofoquina muy mala. No se si esto de la sauna debe ser algo saludable, será mejor que haga algo para quitarme estos calores. Así que me meto en el jacuzzi con esa mala pécora.

"Relaaaajate... tú a no eres una chica mona, la belleza es efímera. El alma prevalece. Y tu alma es monisima de la muerte"

Burbujitas, burbujitas... y esa que no para de hablar... cierro los ojos y me acomodo, pero con esta cotorra al lado no hay manera de dejar la mente en blanco. Tontaaaa, seguroooo.

"Eh??? que ha dicho? estadística? historia? universidad? diossss, que es lista, que dice que lee libros y todo. Si, si, anda, y trabaja. Vamos que no es hija de papá"

La odio, la odio, la odio... No es justo que existan las chicas perfectas, que una se deprime. Que yo había venido a pasar un rato tranquilo, y me sentía la increible mujer menguante.




Intenté relajar mi mente, pensar en algo agradable. Intenté canalizar esa sensación, que realmente no era de odio, era inseguridad.

Realmente, me di cuenta que las inseguridades crean odio, o rechazo en aquellos que son aparentemente mejores que nosotros. Que las cosas a veces no son tan perfectas como quisieramos. En mi caso, mis imperfecciones, a pesar que me molestan (me joden), me hacen recordar que existo, que sigo viva.


Imperfecta pero viva.


Y creo que eso ya es mucho.


Así que, abrí los ojos. Me desperecé entre las burbujas y me fui para el vestuario. Miré hacia atrás y sonreí.


No estoy buenorra, pero me siento bien.


"Imperfectamente" bien.

2 comentarios:

Encarni dijo...

Nuria gracias por estas letritad por que realmente m'he has hecho recapacitar y pensar que tambien soy: IMPERFECTA PERO DIVINA DE LA MUERTE y com muchissimas riquezas (no monetarias)que no cambiaria por nada en el mundoooo. Besitos!!!

EVA dijo...

Si señor!!!!!
ID (Imperfectamente Divina), que no pas Investigación y desarrollo, jajaja.