19 oct. 2010

Dedicado a tí

Este post quiero dedicárselo a todo el mundo, porque a todos nos puede pasar.
La palabra cancer es probablemente una de las que más miedo da, y cuando entra en una familia, se vuelve la peor pesadilla para todos, tanto al enfermo como a los familiares.
Cuando a mi madre le diagnosticaron un cáncer de mama hace nueve años, a mi padre y a mí se nos vino el mundo encima. Yo, de niña, pensaba que mis padres eran inmortales, y luego, de más mayor, pensaba que a ellos nunca pasarian por enfermedades graves. Ese día, cuando nos hablaron del cancer que tenia mi madre en el pecho izquierdo, vi claramente que nuestros padres son mortales, y la sola idea de no poder abrazar a mi madre nunca más me hizo sentir pequeña e indefensa.
Mi madre siempre se ha hecho las revisiones ginecológicas anualmente, y creo que eso la salvó. El tumor medía 8mm, era pequeno pero tenía mala leche y según los médicos se estaba alimentando del desorden hormonal que experimenta una mujer cuando empieza la menopausia. La operaron y le pudieron salvar la mama, y sólo necesitó 30 sesiones de radioterapia. Yo la solia acompañar a aquellas sesiones, y la verdad es que se te caía el alma a los pies, porque toda aquella gente tenia cancer. Había gente joven y mayor... me di cuenta que esta enfermedad es una especie de lotería que toca a quien toca. Y es por eso que el diagnóstico precoz es imprescindible para poder luchar con todas las armas que ofrece la medicina oncológica.
Es por eso, que en este día, dedicado al cancer de mama, me siento en la necesidad y en la obligación de recordar que nos puede tocar a todos, que esta enfermedad no solo es algo particular y exclusivo de las mueres, el apoyo de la pareja y de los familiares el fundamental para la estabilidad emocional y la recuperación de las enfermas. Tenemos que recordar a nuestras mujeres que tienen que revisarse, que un momento de "espachurre mamario" te puede salvar la vida.
En mi caso, la historia tiene un final feliz, porque puedo seguir abrazando a mi madre, ya recuperada, y decirle que la quiero mucho.

Va por tí mamá. y por todas las mamás, las hijas y las novias del mundo.

No hay comentarios: